Noticias

Fibras sensibles al tacto pueden ser la clave para un dispositivo “wearable” de control Regresar

7 de Abril de 2017 10:44 hrs.

Fibras sensibles al tacto pueden ser la clave para un dispositivo “wearable” de control La ropa sensible al tacto capaz de interactuar con dispositivos puede hacerse de fibras elásticas desarrolladas por investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte. Los científicos esbozaron las fibras, que están hechas con hebras con forma tubular, son apenas más delgadas que un cabello humano y contienen metal líquido, de acuerdo a un trabajo publicado recientemente.

Michael Dickey, profesor de ingeniería química y biomolecular de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y autor del trabajo, explica: “tocar es una forma común de interactuar con dispositivos, ya sea utilizando teclados o pantallas táctiles. Hemos creado fibras suaves y estirables que pueden detectar el toque, así como tensiones o torceduras. Estas fibras microscópicas pueden ser útiles para integrar dispositivos electrónicos en nuevos lugares, incluyendo aquellos que pueden vestirse (wearables).”

Cada fibra consiste de tres hebras. Una está completamente llena de metal líquido, otra está llena a dos terceras partes y la última está llena a una tercera parte con EGaIn (indio-galio eutéctico). Las hebras posteriormente se trenzan en un espiral ajustado.

El método utiliza capacitancia, casi en la misma forma que las pantallas táctiles. En este caso, cuando un dedo toca la fibra, cambia la capacitancia entre el dedo y el metal dentro de las hebras de polímero. Si el dedo se mueve a lo largo de la fibra, la capacitancia varía, dependiendo de qué tantas hebras contengan EGaIn en ese punto de la fibra.

Los investigadores también desarrollaron un sensor utilizando dos hebras de polímero, ambas completamente llenas de EGaIn.

Nuevamente, las hebras se entrelazan formando un espiral ajustado. Las hebras se alargan mientras más se entrelacen, provocando que ambos repositorios de EGaIN estén más cerca. Esto cambia la capacitancia entre ambas hebras.

“Podemos saber qué tanto se ha torcido una fibra basándonos en las variaciones de capacitancia” dijo Dickey. “Eso es valioso para su uso en sensores de torsión, que miden cuántas veces y qué tan rápido gira algo. La ventaja de nuestro sensor es que está hecho de materiales elásticos y puede torcerse 100 veces más que los sensores de torsión existentes.”

Esto está detallado en el trabajo “Sensores Capacitivos Táctiles, de Tensión y Torsión utilizando fibras de metal líquido de doble hélice”, publicado en el diario “Advanced Functional Materials”.